martes, 9 de diciembre de 2014

Londres y Mary Poppins

Para los que nos gusta el cine y viajar, Londres siempre es un buen destino. Hace unas semanas este blog ya se paseo por allí buscando a Sherlock Holmes, pero hoy os propongo descubrirlo de la mano de una de las niñeras más famosas del mundo: Mary Poppins (Robert Stevenson, 1964)  La famosa película de Disney que se estreno hace ya 50 años, sigue gustando a niños y mayores y dando una envidia (y no buena) a todos los que nos gusta viajar de la capacidad de su bolso.

Pese a que la novela en la que se basa la película esta ambientada en el Londres de 1910 fijándose una poco y añadiendo la banda sonora adecuada, se pueden descubrir un montón de rincones. Sopla viento del este...¿empezamos nuestra ruta?

Empezamos en la casa del loco Almirante Boom. La casa en la que se basaron los creadores de la película data de 1791 y se encuentra en Admiral´s Walk, en el distrito de Candem (muy cerca del conocido mercado alternativo).  Es un edificio muy original, uno de sus techos simula la cubierta de un barco. Su dueño real, el teniente Fountain North también solía disparar el cañon para celebrar los cumpleaños reales, igual que el personaje de la película.

Desde allí iremos a la casa del tio Albert. si recordáis la película Mary Poppins lleva a los niños a casa de su tio Albert, un viejito bastante peculiar que estaba flotando en la casa y mientras más se reía más alto subía; todo acompañado por la canción "Me gusta reir". Actualmente la casa del tio Albert es un pub en un acogedor edificio histórico del 1800 (The Holly Bush- 22 Hollymount Hampstead) donde las familias son bienvenidas. No es una opción barata para comer, pero tampoco excesivamente cara. 
Para ver Londres desde arriba como los deshollinadores (Chin chimini, chinchimini..) podemos acercarnos a la colina de Primrose Hill y disfrutar de una de las mejores vistas sin obstáculos de todo el centro de Londres y visitar el Regent' Park. Este parque fue construido en 1811 cuenta con un teatro al aire libre, un impresionante jardín de rosas, un lago con barcas, espacios de juegos, cafeterías y el gran Zoo de Londres. Perfecto para los peques.

Para recordar la caza del zorro a lomos de los caballos del tiovivo tenemos que dirigirnos a Hyde Park (Metro Hyde Park Corner). No veremos zorros, pero si muchas ardillas y diferentes aves. Este parque sólo se encuentra separado por un puente de Kensington Gardens. El Hyde Park y los Kensington Garden's guardan, además de una de las zonas verdes más grandes de Londres central y el famoso Speakear's Corner, un sinfín de secretos y aventuras. Peter Pan se refugió en él hasta que pudo irse a Nunca Jamás (pero esto será otro post..). Este es el parque donde Mary Poppins llevaba a jugar a los niños Banks. Al entrar hay que acordarse de hacer un poco de magia como en la película: pensar, guiñar, pestañear dos veces y saltar. Si no funciona lo mejor es usar la palabra mágica: supercalifragilisticoexpialidoso ¿cantamos?

Si volvemos al metro y cogemos la línea roja (Central line) en Lancaster Gater llegaremos a St. Paul’s. Aquí es donde se rodo la escena de la vendedora de pan para las palomas y su enternecedora canción en la escalinata de la catedral. Merece la pena entrar y  ascender por la escalinata, para observar los frescos que la decoran por dentro y asomarse al exterior y disfrutar de la panorámica. A la mitad de la subida se encuentra la Galería de los susurros, en la que, como su nombre indica, se puede escuchar un susurro a 32 metros de distancia, gracias a su peculiar acústica: si se sitúa cada uno en un extremo y se habla a la pared podrás oir al otro. A los niños les encanta. (El precio de la entrada es 16 libras para los adultos, 6 libras para niños entre 5 y 18 años y los menores de 5 años es gratis, a diciembre de 2014).  La visita a la cripta también está incluida con el precio de la entrada.

La última parada del recorrido es el Banco de Inglaterra (Bank of England), en la calle Threadneddle, muy cerca de la catedral. Allí fue donde los niños Banks provocaron sin querer una retirada masiva de capitales del banco. Aunque el edificio no es espectacular, merece la pena callejear por la zona y descubrir el Londres más financiero. 

Cómo me gusta Mary Poppins y cómo me gusta Londres....

4 comentarios :

  1. Hola, me pasaba por aquí y e visto esta ruta que puede estar divertida para hacer cuando vayamos a Londres. ¿Más o menos cuanto podría costar? ¿Se puede organizar desde aquí? Gracias

    ResponderEliminar
  2. Bueno, bueno, bueno ¡Qué merito tenéis! Con niños y aún os quedan ganas de viajar y enseñarles escenarios de películas como Mary Poppins.
    Yo hace unos cuatro años, quizás me lo hubiera planteado, pero ahora, ahora...
    Ahora si que no. Menos desde que mi vida se convirtió en algo bastante parecido a la de Mary Poppins, pero sin sus poderes mágicos. Bueno,aunque eso no es exacto del todo porque...
    Pero, es largo de contar. Tanto que tengo que usar para contarlo -y que me sirva de paño de lágrimas (virtuales)- El blog de Ludmila von Vampüren, para no perder del todo el Norte.
    ¡Espero que os sirva de ayuda!

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. Que pena!!.... Fui a Londres y no sabia de todo lo que contaron ... me hubiese mucho haber hecho ese recorrido .. Muchas Gracias !!!!

    ResponderEliminar